Dr. Susaníbar. ☎: 332-4009 / 424-9311
La Fimosis es una condición normal de los varones, sin embargo ha sido por muchos años un tema tabú. Conozca más al respecto de esta enfemermedad.
Esta web es auspiciada por Urología Peruana
www.urologiaperuana.com

Fimosis

La piel que cubre el glande o cabeza del pene es denominada prepucio.
El prepucio puede cubrir el glande en su totalidad o parcialmente, puede estar adherido al glande o estar completamente libre, y al ser retraído, expone el glande en su totalidad.

Cuando el prepucio no puede ser retraído completamente por detrás del glande, o la retracción es difícil, se habla de fimosis.
En la mayoría de textos se define fimosis como:
  1. la presencia de cualquier grado de estrechez prepucial que impida el flujo normal de la orina, produciendo abombamiento del prepucio al orinar, o como 
  2. la falta de retracción del prepucio después de los tres años de edad.
No todo exceso de prepucio es fimosis, tan solo aquel exceso que no permite la exposición del glande. En la foto inferior se aprecia un pene fimótico en un niño menor de 3 años. Obsérvese como no es factible exponer el glande.
Kikiros y colaboradores, clasifican el exceso de prepucio de la siguiente manera:
  1. No retraible o meato puntiforme.
  2. Algún grado de retracción con una brecha entre el prepucio y el glande. Retracción suficiente para visualizar el meato.
  3. Retracción parcial con exposición parcial del glande.
  4. Retracción total con estrechez.
  5. Retracción total sin estrechez.

La fimosis es una situación normal en el recién nacido, denominada fimosis fisiológica, menos de un 5% de los recién nacidos tienen un prepucio totalmente retraible; fisiológica es sinónimo de temporal, pasajera.
Hasta los 6 meses de edad el prepucio no puede ser retraído en un 80% de los niños y en un 10% de los niños persiste la fimosis a los 3 años de edad. A los 14 años de edad el 99% de los varones puede retraer normalmente su prepucio.
En la infancia la retracción del prepucio está limitada por adherencias balanoprepuciales las cuales se van liberando principalmente por la acumulación de esmegma, el cual puede llegar a formar colecciones visibles que en ocasiones se clasifican erróneamente como "quistes" o "infección" y que para algunos es una indicación para realizar la circuncisión, lo cual es erróneo.
El prepucio protege al glande y el meato uretral de las ulceraciones amoniacales durante la época del pañal, por esta razón es innecesaria y desaconsejaba la circuncisión en el recién nacido. Un argumento a favor de la circuncisión precoz es que el carcinoma de pene es casi desconocido en pacientes circuncidados, mientras que un 40% a 60% de los hombres que lo padecen tienen fimosis, argumento que ha sido rebatido en varios estudios.
Una fimosis fisiológica, de nacimiento no es patológica (no es una enfermedad), la mayoría de varones van a resolver su problema con el tiempo, sin necesidad de ningún tratamiento.

Vea nuestro vídeo informativo

Urología Peruana

Especialistas con certificación internacional.
Av. Nazarenas 695. Oficina 202. Surco
Av. Brasil 935-B. Jesús María. Lima. Perú.

Teléfonos: 332 4009 y 783 4200

Si desea saber más, ingrese a nuestro sitio principal: www.urologiaperuana.com