Dr. Susaníbar. ☎: 332-4009 / 424-9311
La Fimosis es una condición normal de los varones, sin embargo ha sido por muchos años un tema tabú. Conozca más al respecto de esta enfemermedad.
Esta web es auspiciada por Urología Peruana
www.urologiaperuana.com

Como cuidarse luego de la circuncisión?

La cirugía de postectomía, término médico utilizado para definir la circuncisión, es posiblemente una de las cirugías que más se realizan en el mundo. Los pacientes y sus familiares siempre se harán la pregunta de cómo deben curarse, cuanto tiempo le tomará su recuperación, y cuando podrán reiniciar su vida sexual de ser adultos. Un tema de gran interés que desarrollamos para Ustedes: cómo cuidarse luego de la cirugía.

Cuidados después de la cirugía de fimosis
Toda cirugía abierta, y la postectomía lo es, implica la colocación de puntos de sutura, con el fin de reconstituir la piel. Los puntos en esta cirugía, suelen ser reabsorbibles, y ello supone la ventaja de que no será necesario retirarlos, y obviamente no será doloroso.
Los puntos reabsorbibles suelen tardar una media de 14 días en desaparecer, aunque en función del paciente este tiempo puede variar. 

Los puntos no son dolorosos, pero sí incómodos, sobre todo en el roce con la ropa, por eso para disminuir las molestias se recomienda cubrir la herida con una gasa los primeros 3 a 5 días.

Se recomienda llevar ropa interior ajustada o un suspensor urólogico, para evitar que el pene se mueva dentro de ella y se produzcan roces molestos. Para evitar el dolor, se recomiendan medicinas analgésicas, y en algunas oportunidades se prescribirán antibióticos para evitar las infecciones. Se recomienda al menos un día o dos de reposo tras la intervención, ya que el roce al caminar o al moverse puede resultar muy molesto. A partir del tercer día, se podrán retomar las actividades cotidianas sin ningún tipo de problema. Lo único que no podrá realizar son inmersiones en agua, piscinas o playas.

Es recomendable mantener el miembro viril hacia arriba, ya que ello favorecerá que por gravedad las equimosis (moretones) se disuelvan rápido y además mejorará el edema e inflamación. 

El tiempo de recuperación total tras una cirugía de postectomía suele ser de 3 a 6 semanas.

En algunas oportunidades es habitual que la herida sangre, y ello es importante para evitar coagulos internos, es el mismo organismo de la persona que la elimina. En este caso hay que rodear el pene con una gasa y apretar durante unos 5 minutos para cortar la hemorragia, que suele ser leve, personalmente recomiendo el uso de vendas tipo Coban con este fin. 

Cuando preocuparse?
Si durante el proceso de curación de los puntos de sutura del pene se inflaman de manera excesiva, aparece un enrojecimiento o hay secreción de líquidos amarillentos o blanquecinos a través de la herida, o presenta mucho dolor en la zona operada; será necesario acudir al médico de inmediato. La fiebre también es un síntoma que deben valorar.

Que hacer con las Erecciones y cuando tener relaciones sexuales tras la operación de fimosis?
Mientras que los puntos de la circuncisión se están curando, las erecciones serán siempre molestas, ya que pueden resultar dolorosas y hacer que le salten los puntos. Es difícil evitar las erecciones y no es recomendable utilizar medicaentos que las disminuyan. En el caso de tener una erección, se recomienda poner frío debajo de los testículos hasta que la erección desaparezca, o darse un baño de agua fría.

En cuanto al sexo, hasta que la piel del pene no se encuentre completamente cicatrizada no es recomendable tener actividad sexual, ya que las secreciones pueden infectar la herida, el trajín que implica el sexo puede alterar el proceso de cicatrización e infringrle dolor. Es recomendable esperar al menos 30 días desde la intervención, aunque depende mucho del nivel de cicatrización de cada paciente.

Como lavarse y curar la herida?
El pene debe permanecer limpio para evitar infecciones en la herida y acelerar así el proceso de curación. A los dos días de la operación, se te retirará el vendaje y podrá curarse por sí solo en casa. Lo mas importante para la higiene es el agua que debe ser abundante. Nunca usar jabones antibacterianos, tan solo aquellos de glicerina o los utilizados para lavar ropa, si...! aquellos blancos...!

El agua es la mejor manera de limpiar y curar la herida...!

“Una vez que la zona esté limpia, hay que secarla. Hay que ser muy cuidadosos a la hora del secado, no se debe frotar ni restregar para secar la zona, sino ir pulsando con una GASA de preferenci o una toalla limpia, y nunca con papel. Una vez que la herida esté limpia y seca, debemos cubrirla con la crema que el médico le recetó”.

NO aplique ninguna sustancia a la herida que no haya sido recetada pos su médico...!

Normalmente, hay que acudir al médico a los 15 días de la intervención para controlar que el proceso vaya según lo previsto. Cuando haya pasado un mes de la operación, es posible que haya que acudir por última vez, para determinar que el proceso de curación ha finalizado o está finalizando con éxito, aunque no suele ser necesario si no hay ningún problema.

Y si le gustó el artículo, siga el enlace y conzca más de este y otros interesantes temas: https://www.facebook.com/urologia.peruana



Dr. Luis Susaníbar Napurí
Especialista en Urología y Medicina Sexual
Contactos:
http://urologiaperuana.blogspot.com/      
Consultas: 511 3324009  /  Móvil:  511 989662887
Av. Brasil 935. J. María. Av. Nazarenas 695. Surco
www.urologiperuana.com

La inflamación del pene o balanitis

La balanitis es un término médico utilizado en Urología para describir la inflamación del glande o cabeza del pene. Las causas son muchas y es por esto que existe no uno, sino muchos tipos de balanitis, de las cuales hablaremos a continuación.
Las causas de balanitis o inflamación de la cabeza del pene
Es paradójico que siendo la balanitis uno de los temas más consultados en la consulta urológica y pediátrica, existan pocos trabajos en las revistas especializadas, y menos frecuente aún, información adecuada y detallada en la web.

La inflamación del glande llamada balanitis puede repercutir en la vida del paciente, a veces con gran magnitud que condiciona su desenvolvimiento laboral, produciendo limitaciones sociales, psicológicas y sexuales.
Lo que pretendo con este artículo, estimado lector, es que logre comprender la verdadera importancia de esta patología, ya que la balanitis de no ser tratada oportunamente, ocasionara que la piel del prepucio se inflame y a la larga se produzca el cierre de la misma, impidiendo la retracción normal de la piel del pene, fenómeno conocido como fimosis.
En muchas de las conversaciones sostenidas con nuestros pacientes hemos detectado que al no saber cómo proceder, asumen conductas inadecuadas para el tratamiento, como el automedicarse con cremas, utilizar jabones medicados, acudir a la farmacia en busca de una cura milagrosa o una crema "efectiva", siendo estos tipos de conductas las que empeoran la enfermedad.
Los pacientes al "dejar que la naturaleza cure la enfermedad con el tiempo" o asumir tratamientos inadecuados, lo que hacen es empeorar las condiciones de la piel prepucial, generándose inflamación en la misma, y ocasionando el engrosamiento de la piel, fenómeno conocido como fibrosis.
La fibrosis finalmente ingresará a un círculo vicioso cada vez que se retraiga el prepucio, generando mayor inflamación y más fibrosis. El resultado final será que el paciente tiene dificultad durante el acto sexual, pudiéndose producir heridas, lasceraciones y la colonización de infecciones que aprovechan la solución de continuidad de la piel, para localizarse en la piel del prepucio y empeorar el cuadro clínico. Al ser la piel del prepucio invadida por microorganismos de la propia piel, o peor aún por las conocidas ETS (enfermedades o infecciones de transmisión sexual); se intensificará la balanitis, aumentando los cambios de la piel, alterándose de forma permanente las propiedades de elasticidad y resistencia del prepucio.
En algunos casos las lesiones pueden tornarse premalignas o lo peor, generar un cáncer.

A continuación describiremos las causas de balanitis más frecuentes.

Balanitis por causas higiénicas
Este tipo de balanitis se produce con mucha frecuencia en varones no circunsidados, y puede ser desencadenada por la humedad, la orina, el esmegma o el semen; siempre asociadas a condiciones de higiene inadecuadas. Un varón que toma baño una vez al día, no necesariamente realiza una higiene adecuada. Se recomienda siempre mantener el prepucio seco y utilizar jaones neutros como los de glicerina o los de bebés, y nunca jabones medicados que son perjudiciales para la piel del pene.

Balanitis por Infecciones de Transmisión Sexual
La piel del prepucio si bien es delgada, es muy elástica y resistente. Las ETS pueden alterar esta elasticidad, haciéndola mas fibrosa. Prácticamentetodas las ETS pueden producir balanitis, y de ahí la importancia de realizar estudios de ETS en todo paciente con blanitis, debiéndose tratar adecuadamente en caso de detectarlas.


Balanitis por hábitos sexuales
Citando a Potenziani, "el hecho de tener varias parejas al mismo tiempo producirá una falta de “compatibilidad” con la flora vaginal “visitada” lo que redundará en un caracteristico enrojecimiento del pene con la relación sexual, que el paciente interpreta como “traumatico” y que en la mayoria de los casos el paciente se automedicará, colocandose cremas esteroideas, o antimicoticas o más frecuencuentemente cremas que reunen antimicoticos, esteroides y antibacterianos. Este proceder erroneo condicionará en la mayoria de los casos, el agravamiento de la “inflamación peneana” y como resultado final la inflamación , edema y engrosamiento de la piel del glande y del glande propiamente dicho (balanopostitis)."
En la literatura médica se sabe que a mayor cantidad de parejas sexuales que tenga un varón, mayor posibilidad de tener esta enfermedad. Existen algunos casos de irritaciones por actividad sexual excesiva e intensa.
A este tipo se suman las balanitis asociadas a relaciones anales o vaginales sin protección del
preservativo, las cuales son empeoradas al no realizar un adecuado higiene postcoital, esto permite que la piel del pene permanezca en contacto directo con secreciones tanto anales como vaginales.
La recomendación cae por sí sola: la monogamia y la adecuada higiene coital serán la base de la prevención de estas balanitis.

Balanitis por irritantes químicos
Este tipo de balanitis corresponden a dermatitis de contacto, el caso clásico son lase lesiones producidas por el uso de jabones detergentes o desinfectantes, y los productos de lubricación de los preservativos. La base inmunológica apoya la teoría de que pacientes con antecedentes de atopías (alergias) tienen mas riesgo de desarrollar este tipo de balanitis.

Balanitis por diabetes
La diabetes es una enfermedad que aumenta el riesgo de desarrollar esta enfermedad, sobre todo en pacientes mal controlados, mayores de 50 años o con obesidad mórbida asociada.

Balanitis bacteriana
El prepucio, como es de suponer, esta colonizado por bacterias "sanas" o "normales", así como algunos virus y hongos;  propios de cada indivíduo. Estos microorganismos pueden en algunas ocasiones volverse patógenos y ocasionar la enfermedad. }

Balanitis por alergia a medicinas 
Algunas cremas utilizadas pueden ocasionar balanitis, incluyendo espermicidas, antibióticos, antiinflamatorios y antimicóticos; todos ellos presentes en muchas de las cremas indicadas por personal de las farmacias, sin el debido conocimiento de la enfermedad.

Como hemos podido ver lineas arriba, existen muchas causas de balanitis, por lo que debemos acudir al Urólogo a la brevedad, de tener esta enfermedad.

Dr. Luis Susaníbar
Urología - Medicina Sexual
Urología Peruana
Línea Urológica : 3324009

La circunsición antes de los 15 años podría prevenir el cáncer de próstata

Los hombres que se han sometido a una operación de circuncisión antes de su primera relación sexual reducen en un 15 por ciento el riesgo de sufrir cáncer de próstata, según ha revelado un estudio del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson (EEUU).

Los investigadores, que publican sus resultados en la revista Cancer, llegaron a estas conclusiones tras analizar el historial de más de 3.000 hombres. Además, observaron que el riesgo se reducía tanto para los tumores menos peligrosos como para los más agresivos. "Debe haber un proceso infeccioso-inflamatorio que influya en el riesgo de desarrollar cáncer de próstata", ha indicado Jonathan Wright, autor del trabajo.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya recomienda la circuncisión como medida preventiva para reducir el riesgo de infección por VIH, y otros estudios han observado que también se minimizan las posibilidades de transmitir otras enfermedades como el virus del papiloma humano y algunos tipos de herpes. Esto es debido a que, al quedar expuesta, la piel del glande se fortalece y es menos sensible a las pequeñas lesiones que pueden producirse durante el acto sexual y son vía de entrada a infecciones. En el caso del cáncer de próstata, la base del proceso podría ser la misma. "Los datos sugieren un mecanismo biológicamente posible por el cual la circuncisión reduce el riesgo de desarrollar cáncer de próstata. De todas formas es necesario hacer más investigaciones al respecto", ha explicado Wright.

A nuestro parecer esto no implica que necesariamente aquellos que se hagan la circunsición estén protegidos enteramente contra el cáncer, ya que como sabemos todo cáncer es multifactorial, sin embargo entendemos el estudio desde el punto de vista epidemiológico e infeccioso, en el intento de dilucidar el papel infeccioso del origen del cáncer.
Nosotros sí recomendamos la circunsición como medida higiénica y para prevenir las enfermedades de transmisión sexual.

Tipos de fimosis

La fimosis es un tema frecuente de consulta en nuestro centro especializado, sin embargo es muy poco el conocimiento que al respecto se tiene, lo que nos motiva a escribir el presente artículo.

Cuestión de exposición
La fimosis se define como una condición en la cual el prepucio (la piel que recubre el glande, también conocido como cabeza del pene) no puede retraerse detrás de la cabeza del pene.
En términos sencillos, la fimosis equivale a la falta de exposición del glande al momento de retraer el prepucio hacia el pubis. Dependiendo de la situación, esta condición puede ser considerada ya sea fisiológica o patológica.

Tipos de fimosis
Existen dos y sólo dos tipos de fimosis

Fimosis Fisiológica
Denominada también congénita, pues así es como la mayoría de niños vienen al mundo, es una condición normal del recién nacido varón.
En el 90% de los casos, esta fimosis se ´´cura´´ por sí sola, permitiendo que el prepucio se retraiga completamente a la edad de 3 años.
Sin embargo, la fimosis que persiste hasta la adolescencia tardía o adultez temprana no tiene por qué ser considerado anormal.

Fimosis patológica
Patológico es sinónimo de enfermedad, y aquí la fimosis sí representa un problema de salud.
Felizmente este tipo de fimosis es menos común, y puede afectar a niños y adultos.
Generalmente existen lesiones en la piel del prepucio y del pene, cambios de coloración, secreciones, dolor, descamaciones y ardor. Como ven es un cuadro clínico complejo, en el cual la piel del prepucio no tiene las características similares y ´´sanas´´ de la piel del resto del pene.
Es ante estas características que debe Usted procurar la ayuda de un especialista.

¿Cuando operar el frenillo?

El frenillo es una prolongación de la piel del pene que une el glande con el prepucio del pene en su porción ventral. Al estar unido al prepucio permite que este cubra el glande cuando e pene se encuentra flácido. Tiene gran inervación por lo que al ser estimulado durante el acto sexual colabora en la estimulación sexual durante el coito.
El frenillo en algunas ocasiones es corto, lo que se conoce médicamente como frenulum breve, y al ser corto puede rasgarse o irritarse durante la actividad sexual.

¿Cuando operar el frenillo?
Cuando se presenten contínuos problemas durante el coito, en casos de lasceraiones de la piel, sagrado o infecciones, es en estos casos en los que se recomienda la cirugía de frenillo.

El procedimiento es realizado bajo anestesia local, es indoloro y dura unos 5 minutos. La actividafd sexual se retoma así que cicatrice la piel.

Clases de fimosis

Existen muchas maneras de clasificar la fimosis. Nosotros seguimos la propuesta por Meuli y colaboradores en sus trabajos publicados en el Journal of Urology en 1994, por ser sencilla y contundente.

  • Grado I, aquella fimosis que permite retraer completamente el prepucio, con la salvedad de poseer un anillo fibrótico en el borde del prepucio. 
  • Grado II, en la cual es factible retraer sólo parcialmente el prepucio, dejando ver sólo una parte del glande. 
  • Grado III, en la cual al retraer le prepucio sólo es factible ver el meato uretral. 
  • Grado IV, este es el grado mas severo, si el término se puede utilizar, en la cual la piel del prepucio no es retráctil


Recordemos que los grados de fimosis no son indicativos de tratamiento médico o quirúrgico, tan sólo una manera de estandarizar conceptos y de esta manera manejar el mismo tipo de información.

¿Qué es la fimosis?

La fimosis es un tema frecuente de consulta en nuestro centro especializado, sin embargo es muy poco el conocimiento que al respecto se tiene, lo que nos motiva a escribir el presente artículo.

Cuestión de exposición
La fimosis se define como una condición en la cual el prepucio (la piel que recubre el glande, también conocido como cabeza del pene) no puede retraerse detrás de la cabeza del pene.
En términos sencillos, la fimosis equivale a la falta de exposición del glande al momento de retraer el prepucio hacia el pubis. Dependiendo de la situación, esta condición puede ser considerada ya sea fisiológica o patológica.

Por qué se produce?
En niños menores de tres años, esta condición es congpentia, es decir de nacimeinto, y no amerita ningún tipo de tratamiento.
La mayoría de las fimosis en mayores de tres años es consecuencia de una retracción temprana forzada, no recomendada, esta retracción forzada es consecuencia directa de la manipulación del pene por parte de los padres o encargados de la higiene del niño. Antiguamente se sugería a los papás que debpan realizar ciertas maniobras o ejercicios para liberar la piel del pene, y son estos ejercicios lso que pueden ocasionar la fimosis. Existe, además, otra forma de fimosis adquirida, por una reacción dermatológica del prepucio, de causa desconocida.
La fimosis predispone a infecciones del pene como la balanitis, infecciones urinarias, obstrucción o micción dificultosa (en "globito") y parafimosis. La balanitis es un aumento de volumen doloroso, con secreción purulenta, principalmente en pacientes con fimosis y mala higiene. La parafimosis constituye una emergencia médica en la que una fimosis, por una maiobra de reducción indebida, se atasca por detrás del surco llamado balanoprepucial, con estrangulación progresiva del prepucio.
Si su hijo tiene fimosis, debe ser evaluado por un urólogo.

Dr. Luis Susaníbar
Urología Peruana
Especialistas con certificación  internacional
Línea urológica: (511) 332-4009
www.urologiaperuana.com

Adherencias prepuciales después de la circunsición


Algunos de los pacientes sometidos a cirugía de circuncisión pueden presentar  adherencias prepuciales. No existe hasta la fecha ninguna recomendación universalmente aceptada con respecto al adecuado manejo de las adherencias prepuciales posteriores a la circunsición.
Algunos urólogos deciden liberarlas manualmente, lo cual es muy doloroso, tendiendo estas adhesiones a repetirse a menudo. Estas adherencias pueden ser angustiantes para los padres, sin embargo nosotros preferimos la conducta expectante.
A nuestro entender la causa de las adherencias del pene después de la circuncisión no es muy clara. 
Algunos autores afirman que las adherencias se presentan después de la circuncisión como resultado de la lisis incompleta de las adherencias fisiológicas, mientrs que otros las describen como una consecuencia esperada al  procedimiento.
Como ejemplo tomamos a las adherencias en niños no circuncidados, las cuales son denominadas fisiológicas y se resuelven con el tiempo; sin necesidad de ningún tratamiento. 
Si suponemos que las adherencias después de la circuncisión son el resultado de la lisis incompleta de las adherencias en la circuncisión o como una consecuancia de la cicatrización normal de la piel del pene, también se esperaría que estas adherencias se resuelvan espontáneamente. 
Por lo tanto, no desespere, y ante cualquier duda, visítenos.

Fimosis y circunsición

Uno de los motivos de mayor preocupación entre los padres es el desarrollo genital de sus menores hijos. El principal motivo de consulta al respecto es sobre la fimosis, tema que desarrollamos a continuación, basados en nuestra experiencia, emitiremos finalmente algunas recomendaciones.
El prepucio es la porción de piel que cubre el cuerpo peneano y el glande. Cumple distintas funciones entra las cuales están las de protección, función erógena e inmunológica. Al momento de nacer se encuentra firmemente adherido al glande, por lo que es imposible retraer en la mayoría de los casos.
Esta adherencia es una condición normal y fisiológica y a medida que transcurre el tiempo se va desprendiendo espontáneamente siendo infrecuente en la adolescencia. Durante este proceso pueden presentarse complicaciones atribuíbles a esta condición, y se deben tomar conductas terapéuticas precisas para su tratamiento. Hasta el día de hoy persisten las diferencias sobre la conducta a seguir tanto en un recién nacido, como en los casos que presentan complicaciones y especialmente en lo que se refiere a la circuncisión como solución definitiva. A esto se agrega un ambiente cultural y religioso que ejerce una gran influencia en la toma de decisiones.

Los puntos sobre las íes
Son necesarios definir algunos términos que utilizaremos a lo largo del blog al respecto de este interesante tema.
Prepucio fimótico: es aquel en que el diámetro de su orificio es menor que el diámetro del glande. No constituye de por si una entidad patológica al menos hasta la edad prepuberal
Fimosis patológica: el orificio prepucial se torna de aspecto inflamatorio, de color blanquecino, indurado, y el estudio de anatomía patológica generalmente muestra características de balanitis Xerótica obliterans
Fimosis fisiológica ó prepucio no retráctil: todo prepucio, independientemente del grado de retracción o de adherencias balanopostales, que no tenga las características físicas descritas en la Fimosis patológica.

Recomendaciones
  • Debemos recordar que el desprendimiento del prepucio ocurrirá espontáneamente.
  • Muchas veces existen adherencias prepuciales asociadas, las cuales pueden contener en su interior esmegma, en forma de quistes de grasa, estos pueden ser liberados por el especialista sin necesidad de cirugía.
  • No aconsejamos ningún tipo de maniobra con el fin de retraer la piel del prepucio de los niños pequeños, ya que si se intenta la retracción forzosa, se pueden producir pequeñas grietas (lasceraciones), cuya cicatrización posterior puede ser causa de una fimosis iatrogénica, lo cual no es infrecuente.
  • No existe evidencia suficiente que permita recomendar de rutina la circunsición en recién nacidos.
  • No se recomienda la circunsición en niños menores de 6 meses con infección urinaria
  • No se recomienda el uso de corticoides en fimosis fisiológica
  • Sólo se recomienda el uso de corticoides en fimosis patológica
  • No se recomienda la circunsición como medida de prevención del cáncer de pene, si bien esta enfermedad es más frecuente en no circunsidados
  • La circunsición como medida preventiva de enfermedades de transmisión sexual es discutible, nosotros sí la recomendamos

Recomendaciones para el cuidado después de la cirugía de circunsición

Cuando regrese a casa, haga lo siguiente para ayudar a asegurar una recuperación sin problemas:
  • Tome los medicamentos como se le indique.  Es posible que el médico le recete antibióticos para evitar infecciones.
  • Deberá aplicarse un ungüento o crema tópica de 4 a 6 veces al día para prevenir las infecciones y adherencias.
  • Durante un tiempo, puede necesitar analgésicos con receta. Luego comenzará a utilizar analgésicos de venta libre (p. ej., acetaminofeno), según sea necesario. Evite tomar aspirina o productos que contengan aspirina.
  • Evite usar ropa ajustada
  • Cuando se recueste en la cama, mantenga las piernas elevadas y en movimiento. De esta forma, ayudará a evitar la formación de coágulos de sanguíneos en las piernas.
  • Para ayudar en la curación, retome sus actividades normales lo antes posible.
  • Tome duchas normalmente. No tome baños de tina hasta que la incisión haya cicatrizado completamente.
  • Lave la incisión delicadamente con agua y un jabón neutro.
  • No conduzca a menos que el médico le haya otorgado el permiso para hacerlo.
  • Evite hacer ejercicio intenso durante cuatro semanas después de la cirugía.
  • Retome la actividad sexual luego de 4 a 6 semanas.
  • Evite la cafeína, el alcohol, las comidas picantes y cualquier otro alimento o bebida que pueda dañar el estómago, los intestinos, la vejiga o las vías urinarias.
  • Asegúrese de seguir las instrucciones del médico.
En general, la curación absoluta de la cirugía se produce en el lapso de seis semanas.


Llame a su médico
Después de salir del hospital, llame al médico si se presenta alguna de las siguientes situaciones:
  • Signos de infección, incluso fiebre y escalofríos
  • Enrojecimiento, inflamación, aumento del dolor, hemorragia excesiva o cualquier secreción proveniente del lugar de la incisión.
  • Náuseas o vómitos que no puede controlar con los medicamentos que le dieron después de la cirugía, o que continúan por más de dos días después de que le dieron de alta en el hospital.
  • Dolor que no puede controlar con los medicamentos que se le administraron
  • Dolor, ardor, urgencia o frecuencia para orinar o sangrado persistente en la orina
  • Dolor o inflamación abdominal.
  • Tos, falta de aire o dolor en el pecho.
  • Dolores de cabeza, dolores musculares, mareos o malestar general
  • Estreñimiento
  • Síntomas nuevos e inexplicables.
  • Drenaje de la incisión

Tócame que soy realidad...!


Se ha demostrado que la cirugía de la circunsición reduce la transmisión de ITS y VIH hasta en un 60%
La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Programa de la ONU contra el Sida (ONUSIDA) han recomendado la circuncisión masculina como una vía adicional para luchar contra el VIH.

Urología Peruana ofrece la intervención como una extensión social dentro de su accionar contra el VIH e invita a la comunidad limeña para absolver sus dudas.

Circunsición, nuevas perspectivas

Algunos alcances al respecto de esta operación.

  • El 28 de marzo de 2007, la Organización Mundial de la Salud y ONUSIDA emitieron orientación sobre la Circunsición para la prevención del VIH.
  • No sólo se realiza en niños, también en adolescentes y  adultos.
  • Es un procedimiento seguro y eficaz.
  • La circuncisión masculina disminuye la transmisión del VIH de mujeres a hombres en aproximadamente un 60%.
  • Los hombres que han sido circuncidados recientemente deben abstenerse de tener relaciones sexuales hasta que la herida sane por completo. 
  • La circuncisión debe ser efectuada por personal capacitado y en condiciones higiénicas.
  • La circuncisión protege sólo parcialmente, debemos utilizar métodos anticonceptvos o de barrera
  • El riesgo de infecciones al aparato urinario es 12 veces mayor en penes no-circuncidados
  • Se ha demostrado científicamente que el hecho de estar circuncidado disminuye efectiva y drásticamente la probabilidad de desarrollar cáncer al pene. Uno en 600 hombres no-circuncidados adquirirán cáncer al pene. La probabilidad de ese cáncer es aproximadamente 200 veces menor en un circuncidado que en un no-circuncidado
  • Claramente, el estar circuncidado evita el sufrir de patologías muy comunes en el pene, que además de molestas, pueden llegar a ser peligrosas, tales como la fimosis (estrechez de la abertura del prepucio), parafimosis y balanitis
  • 40% DEL MUNDO ESTÁ CIRCUNSIDADO

El efecto protector de la circunsición en las enfermedades de transmisión sexual



Se sabe ampliamente que las ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL ulcerativas y no ulcerativas han estado fuertemente vinculadas biológica y epidemiológicamente con el VIH (SIDA).

Desde el Siglo XIX se sabía que las úlceras en el pene eran poco frecuentes en la población judía, circunsidada.

En el año 1998 Moses y sus colaboradores revisaron la literatura sobre el estado de la circuncisión, así como el riesgo de chancroide, sífilis, herpes genital, uretritis y úlceras genitales.


Algunas conclusiones de la revisión de la literatura actual.

Efecto PROTECTOR hasta un 60% sobre el HIV
Disminuye el riesgo de Chancroide (Weiss, 2006)
Disminuye el riesgo de Sífilis (Weiss, 2006)
Disminuye la incidencia de Herpes tipo 2 (Tobian, 2009)
Disminuye la incidencia de infecciones de Papiloma Virus (Tobian, 2009)
Disminuye la infección de Tricomonas en hombres y sus parejas féminas (Sobngwi, 2009).

Cabe resaltar que la mayoría de estudios han sido asociados a poblaciones de gran riesgo de HIV (Africa, Sud-Africa, etc).

Existen estudios que arrojan resultados contradictorios.

Tomado del Journal of Urology y Sexualli Transmitted Infection of British Medical Journal

Vea nuestro vídeo informativo

Urología Peruana

Especialistas con certificación internacional.
Av. Nazarenas 695. Oficina 202. Surco
Av. Brasil 935-B. Jesús María. Lima. Perú.

Teléfonos: 332 4009 y 783 4200

Si desea saber más, ingrese a nuestro sitio principal: www.urologiaperuana.com