Dr. Susaníbar. ☎: 332-4009 / 424-9311
La Fimosis es una condición normal de los varones, sin embargo ha sido por muchos años un tema tabú. Conozca más al respecto de esta enfemermedad.
Esta web es auspiciada por Urología Peruana
www.urologiaperuana.com

Balanitis: la inflamación del glande

La balanitis es una inflamación del glande o cabeza peniana.
Si esta se acompaña de inflamación del prepucio se denomina balanopostitis.
En algunos casos la balanopostitis puede complicarse con la fimosis (imposibilidad de retraer el prepucio del glande del pene), siendo este diagnóstico de tratamiento exclusivamente quirúrgico
¿Quienes tienen mas riesgo de tener balanopostitis?
Se sabe que del 3 a 11% de varones sufren de balanitis o balanopostitis en alguna ocasión de su vida.
Los hombres no circuncidados y aquellos que tienen actividad sexual intensa, sobre todo sino toman las medidas de cuidado necesarias, tienen mayor riesgo de desarrollar esta inflamación.
Aquellos varones con una higiene personal deficiente también tienen mas riesgo.
La falta de aireación e irritación , el abundante esmegma y la descarga uretral (orina y desechos celulares de la uretra) que rodean al glande del pene causa inflamación y edema; sindo la causa de la inflamació de la pel que rodea al glande.

Aunque poco frecuentes, las complicaciones de la fimosis y la balanitis incluyen la celulitis.
La estenosis meatal con retención urinaria rara vez se puede acompañar balanitis.

Síntomas de balanopostitis
Los síntomas son muy diversos, citamos los mas frecuentes
  • Secreción del pene
  • Estrías o heridas en el prepucio (asociadas o no a sangrado)
  • Dolor o dificultad con la retracción del prepucio
  • Dolor durante el coito
  • Impotencia
  • Dificultad para orinar o controlar el flujo de orina (en casos muy graves)
  • Incapacidad para insertar sonda Foley
  • Sensibilidad y eritema del glande yo/del pene
  • Picazón
  • Los síntomas sistémicos como fiebre y náuseas son poco frecuentes
Examen clínico
Durante el examen médico podemos encontrar lo siquiente
  • El eritema y edema de glande o prepucio
  • Secreciones y mal olor
  • La ulceras y/o placas
  • Cambios de coloración de la piel
  • La fimosis secundaria
  • Los signos de obstrucción urinaria como estenosis meatal, distensión o la vejiga, balonamiento o globo del prepucio durante la micción.
  • Linfadenopatías y linfadenomegalias, en relación a infección crónica localizada.
Causas de balanitis y balanopostitis
Existen un sin número de causas y citaremos las mas frecuentes:

A) Varios microorganismos (bacterias y virus) causan balanitis, incluyendo las siguientes:
  • Especies de Candida (más comúnmente asociados con la diabetes)
  • Grupo B y grupo A beta-hemolítico del grupo A.
  • Neisseria gonorrhoeae
  • Chlamydia La infección anaeróbica
  • Virus del papiloma humano
  • Gardnerella vaginalis
  • Treponema pallidum (sífilis)
  • Especies de tricomonas
  • Borrelia vincentii y Borrelia burgdorferi
B) Enfermedades asociadas
  • Diabetes, los diabéticos tienen mayor riesgo de desarrollar balanopostitis, sobre todo en pacientes adultos.
  • Balanitis xerotica obliterans
  • Enfermedade de Reiter (balanitis circinada)
  • Balanitis de Zoon (balanitis de células palsmáticas, de origen desconocido, muy pruriginosa)
En la foto, paciente con Balanitis de Zoon

C) Otras causas son las siguientes:
  • Falta de higiene personal
  • Irritantes químicos (por ejemplo, jabón, vaselina)
  • Condiciones edematosas, tales como insuficiencia cardiaca congestiva (lado derecho), cirrosis e insuficiencia renal crónica
  • Alergias a fármacos (por ejemplo, tetraciclina, sulfonamidas)
  • La obesidad mórbida
Evaluación del paciente
Si bien la balanopostitis es una inflamación de diagnóstico eminentemente clínico, deben realizarse algunos exámenes axuxiliares, citamos los mas relevantes:
  • Glucosa (como screening de diabetes)
  • Examen de orina y urocultivo
  • Penescopia (para descartar la presencia de papiloma)
  • Hidróxido de potasio
  • Sífilis y VIH en casos selectos
  • Ecografía vesical, en casos de fimosis severa con sospecha de retención urinaria
Tratamiento
Debe ser definido por el especialista en Urología
En una primera fase se debe tratar la inflamación aguda y la infección asociada.
Para este efecto pueden utilizarse antibióticos sistémicos, cremas y soluciones especiales (solución de Burow, Crema de Darier, mupirocina, triamcinolona). La eleccion depende del criterio médico y puede variarse en el tiempo.
Las complicacioens asociadas como estenosis de meato o retención urinaria, son consideradas emergentes.
Posterior a la estabilización del cuadro clínico puede sugerirse el tratamiento quirúrgico.

Alternativas quirúrgicas:
Postectomía
Fotovaporización láser
Electrovaporización.

Vea nuestro vídeo informativo

Urología Peruana

Especialistas con certificación internacional.
Av. Nazarenas 695. Oficina 202. Surco
Av. Brasil 935-B. Jesús María. Lima. Perú.

Teléfonos: 332 4009 y 783 4200

Si desea saber más, ingrese a nuestro sitio principal: www.urologiaperuana.com